Cervantes: la historia de un perdedor, autor de una obra eterna.- Jesús Maeso de la Torre

Cervantes: la historia de un perdedor, autor de una obra eterna
Jesús Maeso de la Torre

Del autor del artículo, se dice lo siguiente en la revista literaria Zenda (23 de abril de 2018):

Jesús Maeso de la Torre (Úbeda, 1949) es uno de los autores de novela histórica más reconocidos de nuestro país. Estudió Magisterio en su ciudad natal y posteriormente obtuvo una licenciatura en Filosofía e Historia por la Universidad de Cádiz. A lo largo de su carrera ha simultaneado la docencia con la literatura y la investigación histórica. Ha recibido los prestigiosos premios Caja Granada de Novela Histórica y de la Crítica por La cúpula del mundo. Es académico de número de la Real Academia Hispanoamérica de Ciencias, Artes y Letras, ateneísta de mérito del Ateneo Literario, Científico y Artístico de Cádiz y miembro de la Sociedad Andaluza de Estudios Históricos y Jurídicos. Ha colaborado en medios como los periódicos El País, La Voz de Cádiz y Diario de Cádiz, y las revistas Clío, Andalucía en la Historia, Más Allá, Muy Historia e Historia y Vida, entre otras. Es autor de las novelas Al-Gazal, Tartessos, El Papa Luna, La piedra del destino, El sello del algebrista, El lazo púrpura de Jerusalén, La cúpula del mundo, En una tierra libre, La caja china (Ediciones B, 2015) y La dama de la ciudad prohibida (Ediciones B, 2016).

Méritos y experiencia le sobran a Jesús Maeso para exponer con sobrada solvencia su visión sobre el personaje de Miguel de Cervantes. Subraya su condición de perdedor, que no de fracasado, en el contexto histórico y literario de su época, y entiende que su amargura y desengaño le llevó a enfrentar el Quijote tal y como lo hizo.

Parece plausible tras la lectura de su obra más señalada; digamos que se percibe que una vez superados los siete primeros capítulos y extendiéndose más allá de lo que probablemente iba para novela ejemplar, Cervantes se va desvistiendo de miedos y volcando todo su mundo en la novela. Sin miedo, pero con cautela. De tal modo que consigue una gran obra de obras, encerrando -como señala Jesús Maeso- una variedad exquisita de géneros como el pastoril, el histórico, etc. y dando paso al concepto de novela moderna con la incorporación de distintos planos de lenguaje y voces narrativas.

Pero, a diferencia de las demás obras cervantinas, es el estilo desenvuelto desde el que se respira una extensa libertad el que nos contagia y seduce. Creo que Miguel de Cervantes, aún con piezas como La Numancia, Los trabajos de Persiles y Segismunda, las Novelas Ejemplares, etc., no estaría reconocido en la cumbre mundial de la Literatura si no hubiera escrito el Quijote. En él, como han señalado diferentes autores y también lo reconoce así Jesús Maeso, es la ironía el arma y recurso de mayor efectividad para el resultado final de la obra. Un descubrimiento excepcional.

El artículo de Jesús Maeso toca otros aspectos importantes, como es el de la locura o el ambiente social  de “un país supersticioso, pobre y decadente, asfixiado por la Iglesia y la Monarquía autoritaria de los Habsburgo” (sic). Leerlo es un placer también cervantino. Vaya pues la ocasión aquí:

Cervantes: la historia de un perdedor, autor de una obra eterna
Jesús Maeso

 

 

Anuncios