Don Quijote de la Mancha.- Segunda parte, capítulo sexagésimo séptimo

El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha
Miguel de Cervantes Saavedra

Segunda  parte.- Capítulo sexagésimo séptimo

 De la resolución que tomó don Quijote de hacerse pastor y seguir la vida del campo en tanto que se pasaba el año de su promesa, con otros sucesos en verdad gustosos y buenos

pastores1La vuelta de don Quijote desde Barcelona a su aldea deshaciendo el camino de ida nos ofrece la misma sensación que cuando hacemos un paseo o una ruta admirando y gustando el paisaje, y cuando la deshacemos parece un panorama distinto e incluso dudamos en algún cruce del camino. Así don Quijote, sumido en su depresión, obviará el recuerdo de haber sido arrollado por los toros en el mismo lugar donde se detuvieron invitados por unas bellas jóvenes a una fiesta bucólica que allí mismo, en medio del frondoso bosque, se celebraba. Y escogiendo este recuerdo, su imaginación lo llevará a idear una arcadia feliz y bucólica para vivir como pastor.

La actitud idealista ante la vida de Alonso Quijano, alter ego de don Quijote, le lleva a ser caballero andante o a ser pastor siempre desde la cultura libresca de la que estaba imbuido queriendo reproducir puntualmente lo que en los libros se dice.

Miguel de Cervantes maneja de manera excepcional estos capítulos de transición para que no sean simplemente de relleno, aportando matices que enriquecen las figuras de sus personajes.

pastores2En el nuevo delirio pastoril empieza por donde empezó el de ser caballero andante: la cuestión de los nombres. Don Quijote se ve como el pastor Quijótiz, a Sancho Panza como el pastor Pancino, a Dulcinea la deja tal cual por parecerle también oportuno para ser pastora, a Sancho le deja que elija el nuevo nombre de su mujer que llamará Teresona, para el Bachiller Sansón Carrasco elegirá el de Carrascón, Nicolaso para el barbero Nicolás, y para el cura, al que no ve oportuno adjudicarle una pastora, decide el nombre de Curiambro no sin mucha ironía al relacionar los vocablos “cura” y “corambre”, odre de vino.

Pero antes se habrán despachado buena parte del camino enredados en las discusiones amorosas de Altisidora y Dulcinea, para cuyo desencantamiento don Quijote le recordará a Sancho los latigazos que tiene a cuenta darse y que a Sancho, con muchas razones, no le parece razonable.

En el cuadro que don Quijote imagina siendo todos pastores aparecerán muchos instrumentos como la gaita zamorana, el tamborín o los alboques, término que le da pie para explicarle a Sancho el origen árabe de muchas palabras del español. En cualquier caso, lo de menos parece ser las ovejas y sus cuidados.

Para amenizar la vida pastoril don Quijote se ve algo poeta, arte que reconoce en Sansón Carrasco e imagina en los demás. Sancho, sin embargo, se ve más cocinero que poeta haciendo estupendos platos de migas, natas, guirnaldas y zarandajas pastoriles. Cuando ve a su hija Sanchica sirviéndoles, viene a desdecirse porque considera muy arriesgado para la muchacha la vida amorosa de los pastores, y lo hace hilvanando tal sarta de refranes que don Quijote, cansado, se lo recriminará y dará la definición de refranes: sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos sabios. Lo hará, sin embargo, hilando él mismo dos refranes, lo cual no pasará desapercibido por Sancho y lo usará para hacer ver que los dos eran iguales, a lo que –como no podía ser de otro modo- don Quijote replicará argumentando que él los usa con moderación y viviendo a propósito, mientras que Sancho lo hace sin control y agarrándolos por los pelos.

Entre tanto se irá llegando la noche y se retirarán a dormir después de haber cenado poco y mal, lo que le hace recordar a Sancho la buena mesa de castillos y casas, como la de don Diego de Miranda o la de las bodas de Camacho. Al fin, Sancho se entregará a los brazos del sueño y don Quijote a sus ensoñaciones mientras pasa la noche velando.

González Alonso
ovejas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s