Introducción a la moral en el Quijote.- Manuel Fernández de la Cueva Villalva

Introducción a la moral en el Quijote
Manuel Fernández de la Cueva Villalva

Conferencia pronunciada en la Fundación Rico Rodríguez (Toledo) el 8 de julio de 2017

Tenemos ante nosotros la prueba de un motivo más para abordar la lectura del Quijote, en esta ocasión desde el contenido ético y moral de la obra cervantina que desarrolla en su conferencia Manuel Fernández de la Cueva Villalva.

En su planteamiento, se sustenta el autor en la tesis de que existe en Cervantes una inquietud por la ética reflejada en sus personajes y, centrándose en los principales de don Quijote y Sancho Panza, en que las distintas actitudes en el ámbito moral de cada uno de ellos refleja un dualismo: el ámbito teórico de los principios éticos de don Quijote y el ámbito práctico de los actos morales de Sancho Panza.

No considera el autor que sean dos posturas irreconciliables, sino que se da una confluencia en temas como la libertad, el bien y el mal, la voluntad y otros.

El objetivo declarado del contenido de la conferencia es “el hallar un espacio ético o moral en el que nos podamos mirar” o ver reflejados, según la intención del conferenciante. A tal fin, se empieza por diferenciar y aclarar los conceptos de “moral” y “ética”, la primera como ciencia de las costumbres concerniente al fuero interno de la persona, y la segunda como filosofía que se ocupa de la moral y las obligaciones de las personas. Dicha aclaración resulta muy conveniente para saber de qué estamos hablando.

Tras una exposición menuda y aclaratoria de los conceptos referidos, ética y moral, sobre los que se asentará el desarrollo de la exposición y su argumentación, abordará Manuel Fernández el tema de la preocupación moral de Cervantes a partir de la obra literaria refiriéndose al Discurso de la Edad Dorada ( I,11), de contenido utópico e idealista que evoca una especie de socialismo primitivo y natural en el que desaparece el sentido de la propiedad privada al ignorar las personas las palabras “tuyo” y “mío”.

El autor nos ilustrará, a partir de aquí, con las distintas teorías sobre la propiedad, la aparición y justificación de los estados como elementos articuladores de la convivencia y el funcionamiento de las sociedades. T. Hobbes, Locke y Rousseau, serán los pensadores principales mencionados.

Pasando a las posturas éticas representadas por los personajes de don Quijote y Sancho Panza, subraya Manuel Fernández la singularidad de la falta de pasado y lugar de origen o de su muerte, salvo en el amplio e inconcreto espacio de La Mancha, lo que –al margen de la conferencia y a modo de inciso- puede ser interpretado de muchas maneras, y una de ellas es entenderlo como una referencia al pueblo judío, el pueblo errante sin origen ni patria, y la consideración de “manchados” atribuida popularmente a los judíos conversos o cristianos nuevos en España.

Abundando sobre lo mismo, también se hace notar  lo ambiguo del título de la obra: “ingenioso hidalgo” en la primera parte e “ingenioso caballero” en la segunda. Al respecto, me permitiré hacer hincapié en el término “ingenioso”, que no “loco”, aunque en determinados pasajes don Quijote sea tildado expresamente de loco de remate, pero también de persona lúcida, inteligente y culta, oxímoron que nos remite, necesariamente, a un examen atento del personaje hábilmente tratado por Cervantes, que fue hidalgo en la persona de Alonso Quijano, el Bueno, y caballero en la de su alter ego don Quijote; todo ello considerando que nunca fue realmente armado caballero en aquella noche de la burlesca vela de las armas en la venta de su primera salida.

Pero, como acertadamente nos hace ver Manuel Fernández, todo ello nos refiere a un problema, el de la duda sobre su nombre, origen y estado, lo que comprometería su propia identidad de la que, sin embargo, no carece. Y dicha identidad sólo puede venirle de este modo “del modelo de ética teórica que él promueve”.

Las leyes de caballería y las de la Naturaleza serán los dos órdenes de donde emanará el principio de identidad de don Quijote.  En el caso de Sancho, el autor encontrará los principios prácticos de la moral en su actuación como juez y en el recurso a los refranes, que resumen el modo de actuar moralmente.

Entre los temas en que se observa la confluencia de ambas posturas, la ética de don Quijote y la moral de Sancho, encontramos el de la muerte, como principio de igualdad, el de la libertad, la noción de pecado y virtud, el vicio y el ejercicio de la voluntad y, por supuesto, la felicidad. Cuestiones comunes a las preocupaciones de todos los seres humanos.

La postura de Miguel de Cervantes –me atrevo a observar al hilo de la exposición- está impregnada de un profundo erasmismo que se pone de manifiesto en la actitud de don Quijote, y aun Sancho en el momento en que va asimilando las enseñanzas de don Quijote, ante el mundo y el ejercicio de la libertad de conciencia, concepto próximo al entendimiento judía y rechazado por musulmanes y cristianos, sujetos al dogmatismo de la Iglesia y el Islam.

Una de las conclusiones importante extraídas de la conferencia se refiere a la actualidad e interés de las consideraciones éticas y morales presentes en el Quijote, como espejo en el que mirarnos o vernos reflejados, de donde se pueden extraer algunas preguntas como las que se hace el autor en torno a la realidad de los personajes cervantinos  o la ficción de nuestra propia existencia, así como aquellas cuestiones relativas a la muerte y la observación que sobre ella y la locura hace Sancho ante el lecho de muerte de don Quijote, después de testar, ya cuerdo y vuelto en su alter ego Alonso Quijano el Bueno, cuando exclama: “No se muera vuestra merced, señor mío, sino tome mi consejo y viva muchos años, porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir sin más ni más, sin que nadie le mate ni otras manos le acaben que las de la melancolía.

Y no va más, sino la recomendación de esta lectura amena, útil e instructiva, que Manuel Fernández nos deja en su conferencia.

González Alonso

4 pensamientos en “Introducción a la moral en el Quijote.- Manuel Fernández de la Cueva Villalva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s