Don Quijote de la Mancha.- Segunda parte, capítulo cuadragésimo noveno

El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha
Miguel de Cervantes Saavedra

Segunda  parte.- Capítulo cuadragésimo noveno

De lo que le sucedió a Sancho Panza rondando su ínsula

Le acaban de leer a Sancho la carta que le había enviado el duque con las advertencias sobre un posible ataque enemigo a su ínsula y ante la entrada en la sala del doctor Pedro Recio, Sancho se explaya criticando a los negociantes que acuden con sus quejas y peticiones al gobernador y a los jueces a cualquier hora del día, sin tener en cuenta las necesidades de los demás. Por eso, dice comprender a los gobernadores que se ven acosados de esa manera y recomienda a los negociantes que esperen el momento oportuno para sus negocios ya que serán atendidos de mejor gana y mejores resultados. Aprovecha la ocasión para lanzar sus puyas al médico que lo tiene en ayunas y tan hambriento que se ve a punto de morir, destino –el de la muerte- que él desea para todos los malos médicos que así se comportan con sus pacientes.

Se admiran los presentes de la elocuencia de Sancho y el médico promete darle de de cenar aquella misma noche, con lo que Sancho se queda más tranquilo y esperando con ansiedad la noche. Llegada la hora, el bueno de Sancho de despacha una cena a base de carne de regular calidad, pero que le supo como el manjar más exquisito. Y, ya cenado, le dice al médico que no hace falta que le sirvan platos suculentos, que se conforma con lo que siempre ha comido y a lo que su estómago está acostumbrado: cabra, vaca, tocino, cecina, nabos, cebollas y la popular olla podrida. Se preocupa también de que le den de comer a su rucio y, terminada la cena y la disertación, comunica su decisión de cumplir con su deber yendo a hacer la ronda de la noche por su ínsula, con la intención de “limpiarla de todo género de inmundicia y de gente vagamunda, holgazanes y mal entretenida”, agregando que “la gente baldía y perezosa es en la república lo mesmo que los zánganos en las colmenas, que se comen la miel que las trabajadoras abejas hacen”.

La declaración de intenciones del flamante gobernador Sancho Panza, ¿no parecen un reflejo de las de don Quijote? ¿No las hubiera suscrito su señor sin dudarlo un instante? De este modo prosigue, pues, el escudero convertido en gobernador: “Pienso favorecer a los labradores, guardar sus preeminencias a los hidalgos, premiar los virtuosos y, sobre todo, tener respeto a la religión y a la honra de los religiosos”.

El mayordomo, entre bromas y veras, revela su sorpresa por los atinados juicios y razonamientos de Sancho en su papel de gobernador, pese a su declarada ignorancia y falta de formación, de manera –piensa- que las burlas se vuelven en veras y cree que los burladores serán los burlados.

En la ronda nocturna se encontrará Sancho con dos hombres que discutían por dinero y que venían de una casa de juego. Resuelve el caso Sancho con sendas sentencias y decide cerrar la casa de juego porque la considera perniciosa y fuente de problemas, pero le advierten que será difícil hacerlo porque esta casa la regenta un gran personaje. A cambio le ofrecen la posibilidad de cerrar otros chiringuitos menores en los que aseguran que se producen muchas más peleas e incluso muertes. Sancho escucha y no decide nada, pero asegura que sobre la cuestión hay mucho que decir.

Un poco más adelante se tropezarán con un mozo que traen detenido cuando huía de la justicia. Le preguntan por la razón de su huida al ver a los corchetes y el mozo responderá que lo hacía por ahorrarse contestar a tantas preguntas como acostumbraban a hacer. Cuando Sancho decide enviarlo a dormir al calabozo, el mozo asegura que eso no lo hará. Sancho le amenaza con poner grilletes y dejarlo encerrado, y el mozo insiste en que ni así cumplirá la sentencia. Sancho, perplejo, le preguntará que cómo cree que lo conseguirá y el mozo le responde que puede encerrarlo en la cárcel, pero que no dormirá en toda la noche, con lo que no cumplirá la condena. Sancho, apreciando la socarronería del mozo, lo dejará libre enviándolo a dormir a su casa.

Siguiendo la ronda se encontrarán con un caso que no estaba planificado por los organizadores de las bromas a Sancho. Se tropiezan con una muchacha muy joven y muy hermosa vestida de hombre. La detienen y preguntan quién era y el porqué de su indumentaria. La joven miente dando un nombre falso de su padre. Los encargados de la ronda descubren sus mentiras y, finalmente, confiesa quién es y explica que junto a su hermano, vestido de mujer, se había escapado de casa porque la tenían encerrada hacía diez años y que quería ver el mundo o, al menos, el lugar donde vivía. Al poco rato aparecerá, efectivamente, también su hermano que corrobora lo declarado por la joven. Consideran todo lo ocurrido niñerías y los acompañan a su casa. En tanto, el maestresala se había prendado de la belleza de la chica y había decidido pedirla a su padre como esposa, y a Sancho también se le pasó por la cabeza proponer a su hija Sanchica para desposarla con el joven. Al despacharlos a las puertas de la casa del padre, Sancho hará algunas recomendaciones a los jóvenes que reflejan las costumbres y el modo de pensar de la época, diciéndoles: “ Y de aquí en adelante no se muestren tan niños, ni tan deseoso de ver mundo, que la doncella honrada, la pierna quebrada, y en casa, y la mujer y la gallina, por andar se pierden aína, y la que es deseosa de ver también tiene deseo de ser vista. No digo más

Sorprende en este episodio el que para la aventura de escapar de casa se vistiera de mujer el muchacho, pues parece que los peligros eran mayores para las mujeres solas y de noche y así se entiende en el caso de su hermana, que se viste de chico. Pero Cervantes introduce este elemento en la narración sin que acabemos de entender muy bien por qué.

Y acaba la ronda.

González Alonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s