Don Quijote de la Mancha.- Segunda parte, capítulo cuadragésimo cuarto

El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha
Miguel de Cervantes Saavedra

Segunda  parte.- Capítulo cuadragésimo cuarto

Cómo Sancho Panza fue llevado al gobierno, y de la estraña aventura que en el castillo sucedió a don Quijote

El primer largo párrafo del capítulo es una digresión, reproche, crítica y declaración de técnicas y estilo narrativo a la hora de escribir una novela. Por boca de Cide Hamete, el moro tras el cual se encuentra Miguel de Cervantes, se queja de tener que apegarse al hilo de la historia de un loco caballero andante acompañado de otro no menos loco en el papel de escudero. Por eso, dice, en la primera parte había intercalado historias y novelas a fin de hacer el relato más ameno, con un resultado dispar entre los lectores que querían seguir el hilo de las aventuras y se encontraban distraídos con las novelas insertadas. En esta segunda parte declara que se ceñirá a la narración, mostrando así Cervantes “su conciencia de selección como la de su técnica, estilo y teoría de la novela, que no debe ser, según él, un pretexto para hablar del universo todo o para demostrar erudición y saberes enciclopédicos”(D. Quijote.- Fco. Rico, pg.980).

Los duques averiguan y leen los consejos que don Quijote deja escritos para que Sancho Panza los use en el gobierno de la ínsula; ambos se admiran, una vez más, de la locura e ingenio del caballero andante y organizan la marcha de Sancho hacia la supuesta ínsula. El encargado de dirigirla no era otro que el criado que había interpretado  a la Dueña Dolorida en la aventura de Clavileño. Sancho, que lo nota, se lo comunica a don Quijote, pero éste no quiere entrar en averiguaciones y le pide a Sancho que esté atento y le tenga informado de cuanto ocurra en el desempeño de su cargo como gobernador, lo que Sancho promete.

Don Quijote se quedó apenado tras la partida de Sancho. La duquesa le ofrece distracciones e incluso varias mozas para su servicio, pero don Quijote rechaza la oferta de plano y quiere estar solo y servirse solo en su aposento sin dar ocasión de menoscabar su honor y el amor de Dulcinea.

Cuando se recoge en su alcoba, al desvestirse, se le hace una carrera en la media saltándosele los puntos, lo cual le da mucha pesadumbre pues llevar las medias rotas era señal de penurias y pobreza entre los hidalgos, ocasión que aprovecha Cervantes para criticar las apariencias con que disimulaban las estrecheces que tenían que pasar.

Como hacía calor, don Quijote abre la ventana que daba al jardín. Los duques, según parece, idearon la burla de hacerle creer que una doncella muy joven llamada Altisidora se había enamorado de él y que, acompañando sus tiernas canciones con un arpa, le declaraba su amor. El caso era hacerle dudar a don Quijote de la seguridad de serle fiel a Dulcinea. Don Quijote, que encontró en esta escena la viva estampa de cuanto había leído en las novelas de caballerías, se lo creyó a pies juntillas y decidió escuchar las coplas manteniendo la decisión de conservar su honor tan intacto como su amor por Dulcinea.

Altisidora cantará sus coplas, llenas a partes iguales de ironía, sarcasmo, amor y el elogio de su propia belleza y virtudes. Don Quijote se sorprende, admira y lamenta ser tan perseguido por las mujeres en detrimento de la dueña de sus sueños, la sin par Dulcinea. Despreciando los requiebros de la joven Altisidora, renueva con vehemencia su fe en su señora y su entrega inquebrantable, cierra de golpe la ventana y se acuesta “despechado y pesaroso como si le hubiera acontecido alguna gran desgracia”. Mientras tanto, Sancho está llamando a la puerta del siguiente capítulo para “dar principio a su famoso gobierno”.

González Alonso

2 comentarios en “Don Quijote de la Mancha.- Segunda parte, capítulo cuadragésimo cuarto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s