Don Quijote de la Mancha.- Segunda parte, capítulo vigesimonoveno

El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha
Miguel de Cervantes Saavedra

Segunda  parte.- Capítulo vigesimonoveno

De la famosa aventura del barco encantado

A raíz del vocablo “longincuos” que don Quijote le explicará a Sancho cuando éste lo pronuncia mal, Cervantes aprovecha para cargar su crítica contra quienes, sin saber latín, lo usan de manera pedante y presunciosa.

Don Quijote y Sancho Panza ya habían alcanzado las riberas del río Ebro, lo cual llenó de entusiasmo al caballero andante, y a la vista de sus parajes se extasiaba y traía a la memoria muchos pensamientos amorosos, sobre todo los referidos a lo que le había ocurrido en la cueva de Montesinos en la que había visto encantada a Dulcinea, preguntándose cuántas de aquellas visiones habían sido verdad y cuáles mentira según le dijera Maese Pedro, imaginando que habían sido verdad la mayor parte de ellas, aunque Sancho pensase que todo había sido una tremenda mentira.

Habiendo encontrado un barco atracado a la orilla del río y libre de personas, dio don Quijote por imaginarse una aventura, como si la embarcación de pesca resultara ser una invitación a viajar en ella y llegar a un remoto lugar del que liberar a algún cautivo o prestar su brazo a algún valeroso caballero en apuros. Manda a Sancho atar a un árbol al rucio y a Rocinante y embarcándose, sueltan amarras.

El barco apenas se movía en las aguas mansas de la orilla, pero don Quijote aseguraba haber cruzado ya el Ecuador mientras Sancho afirmaba que él seguía teniendo a la vista a los animales atados al árbol de la orilla. Don Quijote insiste y le pide a Sancho que se mire a ver si tiene piojos, ya que estos –según decían los españoles que iban a la Indias- desaparecían al cruzar la línea ecuatorial. Sancho lo hace y encuentra un buen puñado en sus corvas. En ese momento, la embarcación empieza moverse más rápidamente enfilando su proa hacia unas aceñas que había en mitad del río. Los molineros, asustados al ver acercarse el barco, intentan advertirles del peligro dándoles grandes voces y se acercan con palos muy largos intentando detenerlo. Don Quijote, viendo a los enharinados molineros blandir semejantes varas, los tomó por terribles enemigos y, a su vez, les gritaba con toda suerte de amenazas, presentándose como don Quijote de la Mancha, conocido también por el sobrenombre de El Caballero de los Leones.

Los molineros consiguieron a duras penas detener momentáneamente la embarcación, dando con don Quijote y Sancho en el agua, a donde se tiraron para rescatarlos. El barco, finalmente, se destrozó entre las palas de las aceñas y don Quijote interpretó lo sucedido como una intervención de dos magos en disputa, de manera que cuando un le favorecía en su empresa, el otro lo trastocaba todo.

Don Quijote, abrumado, declara que en esas condiciones es incapaz de actuar e imagina que aquella aventura debía de estar reservada para otro caballero, terminando su discurso con la frase “yo no puedo más”, que anuncia ya la aceptación de su fracaso como caballero andante y que dará paso a su papel en la farsa que sucederá más adelante en el castillo de los Duques.

Los pescadores llegan al lugar y observan destrozado su barco, de manera que don Quijote se aviene a pagarles los daños, con gran pesar de Sancho que ve mermar sus caudales, diciendo con amargura que “a dos barcadas de éstas, daremos con todo el caudal al fondo”.

Admirados y perplejos, los molineros vuelven a sus aceñas y los pescadores a sus ranchos; don Quijote y Sancho vuelven “a sus bestias y a ser bestias”, o sea, a dejarse dominar por la tristeza con el final de esta aventura.

González Alonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s