Don Quijote de la Mancha.- Primera parte, capítulo quincuagésimo

El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha
Miguel de Cervantes Saavedra

Primera parte.- Capítulo quincuagésimo

De las discretas altercaciones que don Quijote y el canónigo tuvieron, con otros sucesos

El capítulo, sin desperdicio alguno, se presenta con algunas incógnitas que Cervantes se encargará de resolver en el siguiente. Da comienzo con un largo y acalorado discurso de don Quijote rebatiendo las críticas del canónigo a los libros de caballerías. Entre los numerosos argumentos y ejemplos para defender la bondad de los polémicos libros descuella la apelación a la gran acogida de los mismos por toda clase de gentes y, conociendo muy bien el ciclo completo del libro: licencia, aprobación y lectura del público, no puede dudar de su veracidad cuando cumple todos los requisitos de publicación acompañados del éxito y aceptación general. Considera, además, que “destierran la melancolía que tuviere y le mejoran la condición, si acaso la tiene mala”, en una puya al temperamento del canónigo que censura la superficialidad y el poco o ningún aprovechamiento o aprendizaje que mejore la condición de la persona. La apuesta que hace don Quijote por el entretenimiento y la diversión como condiciones del buen humor y la felicidad resulta, cuanto menos, lo suficientemente interesante como para tenerla en cuenta.

En los párrafos siguientes, Cervantes tocará otro de sus temas preferidos, tal que el del ejercicio de las armas que él ve, a través de su personaje, como la ocasión o el medio de alcanzar la perfección espiritual; así, asegurará don Quijote: “De mí sé decir que después que soy caballero andante soy valiente, comedido, liberal, bien criado, generoso, cortés, atrevido, blando, paciente, sufridor de trabajos, de prisiones, de encantos”. Más adelante se referirá al tema espinoso y candente del valor atribuido a la fe y el que se le da a las obras, uno de los tropiezos más grandes de la cristiandad en tiempos de la Reforma, afirmando que la fe está muerta sin las obras: “Que, mía fe, señor, el pobre está inhabilitado de poder mostrar la virtud de liberalidad con ninguno, aunque en grado sumo la posea, y el agradecimiento que sólo consiste en el deseo es cosa muerta, como es muerta la fe sin obras”.

En medio del capítulo y los razonamientos de Sancho Panza a favor de su valía para asumir el gobierno de cualquier ducado, condado o ínsula, aparecerá un cabrero persiguiendo a una cabra extraviada. Sorprende a la concurrencia la forma de dirigirse a la cabra, que llama Manchada, como si se tratara de una persona y de la que se quejará reprochándole su desasosiego e inquietud que atribuye a su condición de hembra, mientras le pide que vuelva al aprisco y sea buen ejemplo para las demás.

El cabrero se siente en la obligación de justificar ese modo de dirigirse a la cabra y afirma saber bien que es muy diferente el trato con las personas, siendo consciente de la impresión de sus misteriosas palabras. El cura no sólo le cree, sino que afirma estar convencido de que “los montes crían letrados y las cabañas de los pastores encierran filósofos”. “A lo menos –responderá el cabrero- acogen hombres escarmentados”, y para acabar su razonamiento y dar valor a las palabras del cura, les pedirá que le permitan contar una historia, que todos aceptan encantados excepto Sancho, que prefiere alejarse un poco a la orilla de un arroyo y darle buen fin a una suculenta empanada que le matara el hambre para tres días, por lo menos. Y concluye el capítulo con la expectación de cuantos se disponen a escuchar la prometida historia.

González Alonso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s